/Crónicas///

Crónica: Patti Smith - Madrid (26/10/2007)

26/10/2007, Madrid
9.2
Patti Smith, JD Daugherty, L. Kaye, T. Sanahan y J. Smith
10
La Casa Encendida, Lleno
Precio: 6 €

Visita sorpresa y esperadísima de uno de los pocos mitos vivientes de la música rock que quedan pululando por aquí. La viuda de Fred "Sonic" Smith, al que le dedicó una vez más su actuación, levantó una expectación grandiosa agotando las muy limitadas localidades del patio de La Casa Encendida. Para solventarlo, la propia Patti Smith sorprendió a todos con una primera sesión una hora antes con un set list bastante cambiado (el primero mucho más "Twelve" con "Smells Like Teen Spirit" o "Are You Experienced?" así como con clásicos de la talla de "Redondo Beach").

Sin tiempo para ese primer show sorpresa, los madrugadores que consiguieron billete para el segundo set tuvimos que lidiar con un show de duración algo mas escasa de la esperada, a tenor de que finalmente se habían visto obligados a dar pequeñas a píldoras a muchos antes que una enorme a unos poquitos (por culpa de un "error informático" que hizo que se vendieran mas entradas de las permitidas).

Como decíamos, show algo mas escaso de lo que inicialmente parecía pero que finalmente, gracias a un ambiente excepcional, sobrepaso la hora de duración. Para comenzar la cosa, Tony Sanahan a los teclados arrancó una magnífica versión de un tema tan emotivo como "Privilege (Set Me Free)" que ya valió por si sólo para ver como por Patti Smith no pasan los años. Contoneando los brazos, cerrando los ojos y chillando a los cuatros vientos su ansia de libertad. Antes de pasar a mayores con otra gran versión de "My Blakean Years" con acústica de por medio, mostró la primera parrafada en honor a su querido Rimbaud y la exposición recién inaugurada en La Casa Encendida sobre él (verdadero motivo por el que ella estuvo en Madrid ese viernes).

El concierto había comenzado como para prometerse un verdadero festín, pero Patti Smith y su banda capitaneada por el eterno Lenny Kaye falló con una visita al "Gone Again" fuera de sitio. Concretamente con "Wing", que se convirtió en una situación excesivamente callada y delicada para mantener la atención de un inicio de concierto, pero que al menos sirvió como detalle oculto de Patti a España (en la letra cita textualmente "elevada sobre España"). Superado ese duro trecho la cosa mejoró en emociones con "Ain't It Strange" con Tony a los coros y Lenny hilando sonidos con su guitarra mientras en el otro lado Jackson Smith (si, el hijo de Patti y Fred) pasaba desapercibido a cargo de sonidos varios.

Aunque la cosa parecía retomarse no fue hasta que Patti decidió sacarse de la manga sus temas de siempre cuando verdaderamente el concierto se creció. Timidamente lo inició con "Radio Ethiopia", para después lograr embaucar a todos con perfectos "Because The Night" y "People Have The Power" cantados a coro por publico y artistas. Para redondear el asunto, la vena rockera que tan bien sienta a Patti y a su banda terminó de manera sobradamente poderosa. El homenaje a la sociedad negra de la época con un apabullante "Rock And Roll Nigger" con Patti poseída que se fundió con su momento estrella "Gloria". Ambos temas mezclados y alargados hasta la extenuación fueron la verdadera prueba de que toda la banda y Patti saben hacer rock mejor que nada en esta vida.

Al final, todos contentos por la demostración de tesón, fuerza, pasión y honestidad de toda una fuera de serie que echaremos de menos cuando no tenga edad para subirse a un escenario. Lo bueno es que vista la entrega del otro viernes en La Casa Encendida, a la señora Smith le queda cuerda para rato.