/Crónicas///

Crónica: Nada Surf - Madrid (29/04/2008)

29/04/2008, Madrid
5.0
Daniel Lorca, Matthew Caws e Ira Eliott
5
La Riviera, 3/4 de sala
Precio: 18 €

Segundo concierto del año de Nada Surf en Madrid y contra todo pronostico decepción mayúscula del trío neoyorquino. No sabemos que acusaron mas, si la inclusión de dos bandas como teloneros, una sala que se les quedaba grande o el paupérrimo sonido de la misma, pero la verdad es que nada cuajó.

Los primeros fueron Bell X1, con una sala La Riviera medio vacía aún. Estos irlandeses pese a sufrir el peor sonido de los tres (a decir verdad, la cosa estuvo igualada en cuanto a calidad de sonido) fueron claramente los vencedores de la noche. A base de teclados y melodías resultonas terminaron ganándose un público algo recesivo y desconocedor del repertorio de estos chicos británicos.

Todo iría a pedir de boca si en lugar de unos Clovis metidos con calzador, directamente hubieran salido Nada Surf. Cuando una banda como ellos tiene habituada a la gente a sets de dos horas, meter otro grupo mas como telonero hará que se rebaje la duración del mismo. Clovis, fueron los mas flojos de la noche, pero en general lo de haber prescindido de ellos era mas cuestión de tiempo que de calidad.

Fino y Cristina salieron haciendo gala de su habitual power pop tranquilo y sensiblón, pero en ningún momento conectaron con un público que se dispersó de lo lindo. Otra vez volvemos a hacer justa referencia al tedioso sonido que tuvieron que soportar las bandas, que en este caso fue letal para una sala que ya presentaba una mas que aceptable media entrada.

Para cuando Nada Surf salió a escena ya pudimos comprobar que íbamos a estar lejos de las habituales hora y 45 minutos-2 horas puesto que La Riviera es una sala muy poco flexible en cuanto a horarios. Así que tras el aburrido paso de Clovis esperábamos que al menos Nada Surf suplieran con su infalible directo, pero esta vez no fue así.

Primero, fue obvio que la sala se les quedó grande (inevitable pensar como hubiera sido el asunto si en febrero hubieran tocado en La Riviera y ahora en abril en una Heineken mas apropiada para los seguidores con ansias de repetir) tanto en lo que respecta a volumen de gente como al propio sonido que se quedó corto. El segundo punto de importancia, fue eso, el propio sonido de la sala. La Riviera no es conocida por una calidad sonora grande precisamente, pero los constantes acoples y el volumen excesivo de los bajos fue el detonante principal de que el concierto de Nada Surf fuera una constante perdida de interés.

Ellos fueron desgranando grandes momentos con los que poder ir salvando los muebles: primero con "Hi-Speed Soul" y "Happy Kid", hacía la mitad del concierto con las íntimas "Fruit Fly" y "Killian's Red" (sin traducción simultanea) y apenas "Always Love" y una descafeinada "Blankest Year" en los bises.

Mala planificación horaria, mal sonido para teloneros y grupo principal y un público que terminó aburriéndose. Vamos, que todo se puso en contra del hasta ahora infalible directo del grupo de Daniel Lorca. Esperemos que no les haga perder el interés a un público que tenían en auge.