/Crónicas///

Crónica: Massive Attack - Madrid (08/10/2010)

08/10/2010, Madrid
9.0
Robert Del Naja y Grant Marshall (Martina Topley Bird, Horace Andy, Damon Reece...)
9
Vistalegre, Casi lleno
Precio: 40 euros
http://feiticeira.org

La crónica de Massive Attack en su versión 2010 podría pasar por ser una versión de conciertillo de viejas glorias aún en esto por la pasta, pero como ya nos demostraron a los que los habíamos podido ver antes este año la realidad era más bien otra. Una realidad que muestra una banda en forma, con fuerza y un directo cuidado.

La de Martina Topley Bird como telonera, a pesar de ser una propuesta interesante, no corrió esa suerte. Nos gustó la idea, pero en su propósito de hacernos entrar en materia la cosa se le hizo muy cuesta arriba, ya sea por unas evidentes carencias en la variedad de su repertorio, por la dificultad escénica de estar sola en escena o la de unir esas dos razones a cierta falta de carencia. Quizás en una sala no opinaríamos igual de ella, pero a pesar de tener un historial que incluye colaboraciones tan dispares cómo las que tuvo con Earthlings?, Primus, Common o The Gutter Twins, su repertorio no es ni la mitad de interesante.

Continuando con la actuación del dúo de Bristol y sus compañeros de fatiga (especial mención al habitual cantante reggae Horace Andy), hemos de decir que todo el concierto terminó girando en torno al emplazamiento del concierto. La peculiar acústica de Vistalegre consiguió que algunas de las canciones sonasen muy vivas, con un sonido oscuro y repleto de bajos sonando voluptuosos y saturados. Fue el caso de "Risingson", "Mezzanine", "Girl I Love You", "Inertia Creeps", de la sensacional versión de "Angel" o del bis final que fue "Karmacoma". Pero como dicen, lo que te dan por un lado te lo quitan por otro, y el sonido emborronó piezas que necesitaban de esa nitidez como "Future Proof" o "Unfinished Sympathy". Mención aparte esa versión oscura de "Teardrop" que nos descolocó a todos, pululando por el filo de ambas vertientes pero sin decantarse.

En el aspecto visual quedó de nuevo todo sensacional e impactante con las pantallas que cubrían toda la parte trasera, siendo utilizadas a modo de leds que proyectan mensajes. El gran detalle fue que esos carteles estuvieron adaptados a su paso por España con casi todo en castellano y con mensajes relacionados a José Luis Rodríguez Zapatero, Alberto Ruiz-Gallardón o Belén Esteban entre otros.

Pues eso, que como ya sabíamos de antemano, de viejas glorias nada. La actitud era de algo más bien opuesto y la gente subo verlo fácilmente. Una muestra más de su genialidad.

 



PUBLICIDAD