/Crónicas///

Crónica: Jugoplastika - Madrid (29/04/2010)

29/04/2010, Madrid
8.5
Pablo, Diego, Ramón y Santi
8
La Boite, 3/4 de sala
Precio: 7 euros / 12 con disco

Doble ración de bandas viguesas. Doble ración de bandas de Ernie Producciones. Doble ración de sonidos noventeros de calidad.

Primero Maryland se propusieron eso de ponérselo difícil a los cabezas de cartel, si es que hubo de eso en esta noche calurosa. Su power pop de manual fue una muestra indudable de que los temas de "Surprise" son genialmente redondos, pero que adolecen de cierta pegada. En vivo lo consiguen solventar.

Maryland comenzó la noche de jueves a golpe de vitamina powerpopera, pero apropiándose sensacionalmente de las condiciones de La Boite para sacar a relucir esa potencia de guitarras de la que hablábamos. La nitidez melódica a pesar de ello salió perfectamente a flote desde el comienzo del concierto con una "This Time", que apenas nos hizo acordarnos de Jaime García Soriano. Las perfectas melodías a lo Nada Surf (que hacían un concierto de sold-out en la vecina Joy Eslava) en "Allright" o a lo Weezer en "Revolution" nos encantaron y contentaron.

Ahora que Half Foot Outside nos dejan es bueno ver que bandas que se apropian de lo mejor de un género como este, que vive mucho de melodías y garra. El final fue una muestra excelente de su vertiente algo mas punk/emocore con una versión del "Dancin' In The Dark" de Bruce Springsteen (que ya tomaron prestada Ted Leo y Tegan & Sara) unida con una aguerrida y rápida "Black Petrol".

Es complicado saber quién salió victorioso, porque a pesar de todas las virtudes que destacamos a Maryland lo de Jugoplastika no andó nada desencaminado. En este caso se trataba de emular a Dinosaur Jr, a Pavement, a Yo La Tengo y a los Sonic Youth más terrenales. Al menos debían hacerlo tan bien como han sabido hacer en "Say Hello To The Kid". Creo que en este caso no sólo consiguieron igualar la dosis de distorsiones y melodías de estudio, sino que consiguieron también hacerse con el sonido de la sala para ganar en fuerza.

No sólo sonaron temas de este reciente disco, cómo la inicial "Black Rice", sino que tiraron de temas imprescindibles en su repertorio, como "Nicholas Pheenter" de "The 6th Is The 7th". Aún así nos quedamos con ese "Little Funny Things" que homenajea en título y concepto a los Dinosaur Jr más old-school. Y como no, tenemos que quedarnos con una actitud apabullante del grupo, primero agradeciendo a los que habían pasado de Nada Surf para luego terminar el concierto entre la gente y con lanzamiento de guitarras incluido. Actitud destroyer, pero nada forzada.

Muy bien todo, estos dos grupos merecen mucha atención.