/Crónicas///

Crónica: Hilfiger Denim Loud - Madrid (18/11/2010)

18/11/2010, Madrid
8.4
8
Heineken, Casi lleno
Precio: 10 euros

La primera y única cita española del Hilfiger Denim Loud se celebró en la sala Heineken de Madrid ante un respetable con ganas de fiesta. Mucha intención de disfrute según avanzaba la noche, confrontando con un inicio algo frío por parte del público.

Lo primero que vimos fue a Mwëslee (no incluido inicialmente en el cartel) pinchando en la planta baja de la sala, en la habitual de los conciertos. En la primera planta la idea parecía ir más hacia un ambiente más calmado, mientras que los de debajo intentaban crear algo más festivo y, en definitiva, hacer bailar. Esto es lo que intentó Mwëslee siendo el que más tiro de hip hop y de beat, con permiso de su colega BFlecha. El éxito estaba demasiado complicado ante un público que aún estaba entrando en calor, así que lo dejaremos para otra ocasión más propicia.

La siguiente actuación sin embargo, consiguió el objetivo usando una propuesta muy poco populista. La gallega BFlecha se armó de su indómito beat, del electro más luminoso y de una capa externa de hip hop, dubstep e inclusive pop. Sus temas divertidos y originales fueron la sorpresa del evento, al menos para los que acudimos sin conocerla.

Igualmente ocurrió con Kid Sister, que aunque parece ya con cierto nombre en algunos círculos, pasaba muy desapercibida para la mayoría de la sala. Su visión festival del hip hop y del electro es de lo más desinhibida que uno puede ver en directo, pero carece de demasiadas virtudes e innovación. Sus saltos, su pomposidad y las ganas de diversión convirtieron por fin la sala que en la sauna que se necesitaba tener para HEALTH.

Los chicos raros de Los Angeles volvieron a alucinarnos y a pasarnos por encima, esto último sobre todo con un "Nice Girls" inmejorable . Se puede decir que volaron las cabezas de todos los que se acercaron al evento por pasar el rato (los comentarios sobre el ruido que hicieron fueron constantes), con una intensidad ya demasiado habitual en su directo, algo a lo que nos hemos acostumbrado entre Primavera Sound, Primavera Club y esto. El gran momento fue el "Die Slow" final, pero además hay que destacar el hipnótico tribalismo de "Crimewave", el imparable beat dance de "USA Boys", la machacona "We Are Water" o el cover de su colega Pictureplane ("Goth Star"). Sin duda, uno de los directos más pasionales que uno puede vivir.

Después de volver a vivir la experiencia HEALTH fue tiempo de volver a casa, aún perdiéndonos a Fan Death por causas justificadas. Según comentaron varios asistentes, fue algo ciertamente decepcionante. Por lo demás, sensacional primera edición con sorpresas y ratificaciones.