/Crónicas///

Crónica: Hidrogenesse - Sevilla (21/07/2011)

21/07/2011, Sevilla
7.7
Carlos Ballesteros, Genís Segarra
8
CAAC, Lleno
Precio: 5 €

El de Hidrogenesse el pasado 21 de Julio fue finalmente, tras varias tentativas anteriores, el primer concierto al que pude asistir de este Nocturama 2011; el ciclo de música independiente que, gracias a Green UFOs, La Suite y el CAAC, cada Verano alegra las noches de los que tenemos que quedarnos en la capital hispalense. Y dudo que hubiera podido elegir mejor actuación, ya que si de lo que se trata es de pasarlo bien, pero a la vez sorprenderse y extrañarse para nunca aburrirse, la actuación de la pareja catalana era una de las mejores opciones de toda la programación.

Y es que lo suyo es todo un espéctaculo (no puede llamarse de otra manera) no apto para todos los gustos, dado que todo lo que les rodea y emana de ellos oscila alrededor de lo kitsch (¿o más bien camp?), lo hortera, el glam, la provocación, lo surrealista y la más directa idiotez. Así que, para no desmerecer a tal fama adquirida, aparecieron como se les esperaba: sorprendiendo, hechos unos espantajos dadaístas: Carlos Ballesteros con pantaloncito corto, gorra y bigote y Genís Segarra de diva del glam bajo desconcertante velo. De esta guisa tomaron posiciones frente al portátil, percusión electrónica y sintetizador ya colocados sobre el escenario y dieron comienzo a la verbena.

Eligieron para este inicio algunos temas nuevos, entre ellos una 'Los viejos' que no debería extrañar que se convierta en un hit gracias al ácido análisis social de su letra. Pero al poco ya estaban con “Caballos y ponys” de su celebrado Animalitos, con la que un impertérrito Genís (actitud mantenida durante casi todo el concierto) anunciaba que todas las parejas son posibles. Carlos, por su parte, actúo toda la hora y poco de duración como animador total, anunciando cada canción con elocuencia y soltando chascarrillos entre tema y tema.

Pero aunque un concierto de Hidrogenesse sea una performance completa, no por ello el repertorio es arriesgado, basado en temas oscuros y remezclas extrañas. Ofrecieron todo lo que el público venía a escuchar y bailotear: “Schloss”, “El poder de mis tejanos”, “Tazas de té”, “Eres Mac eres PC”, y claro, “Disfraz de tigre” (coreografia incluída) y “No hay nada más triste que lo tuyo” para justo antes de los bises. Para después, tras volver 'rebobinando', un par de temas más muy anclados al zeitgeist actual: “Los artistas” y “Estafa”, con todo el descaro de olvidarse del directo y soltar las bases y melodías programadas. Aunque ya daba igual. Triunfo y llenazo absoluto. Sólo faltaron confetti y spaguetti, continuando con su discurso...