/Crónicas///

Crónica: Hedtrip - Madrid (09/05/2008)

09/05/2008, Madrid
8.2
Jonathan Pulido, Víctor López, Raúl Martínez, Ramón Gulín, Ferran Mestre
9
Siroco, 2/3 de sala
Precio: 6 €

Aún en medio de una exitosa gira con Nothink como compañeros, los catalanes Hedtrip revivieron concierto en Madrid tras el éxito de Moby Dick. En este caso, prescindieron de sus colegas de sello (encima del escenario, que no entre el público) y se decidieron a volver a la siempre querida Siroco con los (semi) desconocidos Masa.

Esta banda madrileña de apariencia enigmática poco tenía que ver con los patrones musicales de festividad y alboroto de Hedtrip, con lo cual se notó que no llegaban a conectar toda esa tensión post-rock con un publico algo pasota. La música del grupo sonaba muchísimo al grupo japonés Mono, usando la repetición de estructuras justo como a ellos les gusta. A ese sonido sumaron importantes momentos de progresividad y de rudísimo, para terminar de convencer a todos los que nos habíamos interesado por la extensa actuación (¿45 minutos?) del grupo.

Del trío de enmascarados callados que formaban Masa, pasamos al sonoro y agitado directo de un combo de cinco. Hedtrip a estas alturas ya cuenta con buena legión de fans, y a tenor de que eran las canciones de "Roma" algunas de las mas coreada igual se puede decir que hasta hay cambio generacional desde el segundo disco. Ellos de hecho se centraron en los temas nuevos y dejaron algo olvidado el repertorio anterior, que aún así brindó los mejores momentos: "How?" o "Durden Essence" siguen siendo un portento de potencia y otras como "Excuse Me" igual de emocionantes.

Por el otro lado, el espectro indie que les sale en este último disco no deja de ser un espejismo al llevarlo al directo. Directamente, sólo con ver encima de un escenario al portento de bajista que es Ferrán (personalmente y como músico, ojo) ya es como estar viendo a la banda mas salvaje del planeta. Si bien es cierto que la voz de Jonathan sonó a duras penas y empaño muchísimo el repertorio más melódico de piezas como "Mother Love" o "Give It To Me", en cuanto a festividad y despreocupación, "Pink Glance" y "Emphasis" demostraron ser ya imprescindibles y queridas en el repertorio del grupo.

Encima de un escenario vuelven a estar tan en estado de gracia como lo estuvieron cuando grabaron "The Last Impossible Desire" o "About Useless Needs" sólo que ahora han podido complementar un repertorio con registros.