/Crónicas///

Crónica: Giganto - Madrid (03/11/2012)

03/11/2012, Madrid
7.6
7
Rock Palace, Casi lleno
Precio: 5 euros

Cuesta mucho levantarse para ir, pero cuando estás allí que bien se está. Siempre nos pasa igual con los conciertos matutinos, que las mañanas de invierno son complicadas fuera de la cama, pero la oportunidad de una velada tan alocada como la que nos regalaban el power trio Giganto y el bailongo dúo CODO no se ve todos los días. Y menos a estas horas y con esa sensación de estar en after.

Abrieron la jornada con algo de retraso en el horario el dúo formado por Julio de Burbujería y Louded junto a Jaime de Adrift. Parece que lo que ha salido de esta formación tan ruidosa ha sido fruto de la casualidad y de la broma, pero por contra al verlos en directo nos peinan los oídos como pocos consiguen. La labor de Jaime a la batería alejándose de los derroteros habituales de dobles bombos y melenas de su periplo con Adrift no pueden ser mejores, cediendo el espacio suficiente para el amasijo de decibelios del bajo de Julito enchufado a ampli de bajo y de guitarra. Estamos deseando que aparezcan los nuevos temas que sumar a las demos de "Tirabuzón" y "To Take Away", que para empezar en Rock Palace nos despertaron pero mucho.

El buen rollo continuó con el trío Giganto, que sorprendieron a la gran mayoría con un directo sensacional y con un sonido verdaderamente único, algo difícil en los tiempos que corren. Si la pegada de bajo y batería podrían situarlos en una escena algo más cercana al sludge festivo de Codo, pero las guitarras de Victor Teixeira aportan mucha psicodelia a la mezcla. Todo esto poniendo por delante el volumen atronador que eligieron para su concierto matutino, que hacían que tan pronto te sonase la cosa a Melvins como a Helmet, siempre desde el punto de vista instrumental. Por lo visto presentaron temas de lo que va a ser su debut en formato largo previsto para el año que viene.