/Crónicas///

Crónica: Get Up Kids, The - Madrid (22/07/2010)

22/07/2010, Madrid
9.0
Matthew Pryor, Jim Suptic, Rob Pope, Ryan Pope y James Dewees
9
Sala Live, Lleno
Precio: 15 euros

Your Pretty Pretty Thing
Holiday
I'm A Lonner Dottie, A Rebel
The One You Want
Valentine
Woodson
Coming Clean
Keith Case
Overdue
Red Letter Day
Tommy Gentle
Stay Gone
Campfire Kansas
Action and Action
Any
Walking On A Wire

Close To Me
I'll Catch You
Ten Minutes

El regreso de The Get Up Kids a los escenarios volvía a poner de manifiesto que muchas de las bandas que pasaron de puntillas por los años noventa ahora pisan fuerte con sus regresos mas o menos magnificados por gente que no pudo vivir la época. Es evidente que en algunos casos fueron y son grandes con su regreso, pero en otros podemos ver como bandas que apenas conseguían un éxito muy especializado en España ahora encabezan festivales mastodónticos.

En el caso de The Get Up Kids la cosa fue algo mas relajada con apenas dos fechas en salas no excesivamente grandes y el fichaje de la banda como cabeza de cartel de un festival pequeño y agradable como el Takio Festival. Para su fecha madrileña ya respirábamos aires desde la puerta de una gran cita para todos los sectores del punk y hardcore. Se veían chavales que aparentemente apenas habrían conocido al emo actual, chicos hardcore tatuados y mucho emos noventeros con menos pelo pero una clara nostalgia noventera. Todos muy contentos, vieron como fueron pasando los dos teloneros que tuvieron delante, algo excesivo a pesar de que siempre tenemos que aplaudir que se incluyan bandas que empiezan en citas así.

Los primeros fueron Backseats, una banda que por lo que ellos mismos cuentan, no han dado muchos conciertos de momento a pesar de los años que llevan juntos. Su sonido fue una mezcolanza de estilos que difícilmente se pudieron clasificar como un producto demasiado compacto. Aún así pueden tener algo que decir si consiguen hacer que los temas unan verdaderamente esa mezcla de estilos entre algo propio. Todo es cuestión de constancia.

Astrobahn fueron otros que, con algo más de nombre, ejecutaron algo parecido a Backseats: Muchos estilos, pero en una dirección algo difusa. Probablemente, cuando se ponen en plan Sunny Day Real Estate sean cuando más nos gusten, sobre todo porque su cantante consigue con mucha facilidad el registro complicado de Jeremy Enigk. Por otro lado, entremezclar todo eso con versiones de The Who o algún otro tema que incluso devaneaba por el post-rock lo hace todo muy complicado.

El concierto de The Get Up Kids luego fue algo muy caliente. Pero mucho. Sudor por los cuatro costados de la sala Live de Carabanchel, entre otras cosas porque las primeras filas tenían (teníamos) muchas ganas de poder rendirnos a estos veteranos.

Comenzaron algo más blandos y aburridos de lo esperado con "Your Pretty Pretty Things", muy por debajo del habitual inicio que estaban dando en sus conciertos del año pasado directamente atacando "Something To Write Home About". Su reciente "Simple Science EP" no es que pasara desapercibido del set precisamente, ya que aparte de ese inicio tuvimos el 75% del mismo con "Tommy Gentle" y "Keith Case" pasando por ser dos de los tramos menos lúcidos de todo el concierto. Antes de todo ello vinieron "Holiday" en segundo lugar, con un estallido de ganas y de pogos que llevábamos un año esperando por de la cancelación previa de sus conciertos en España, pero muchos más desde que nos conquistaran a todos con su gran obra "Something To Write Home About" que continuó al grito de "I'm A Lonner Dottie, A Rebel" con un precioso inicio a coro (Lo del "I'll be on my way back home").

"Valentine" lo cerró también en los primeros compases el capítulo del "disco del robot", cuando ya habían arrasado completamente y decidieron pasarse a el lado más emotivo y calmado. Igual de bien vino "Overdue", otra de esas preciosas melodías que todos pudieron corear. La entrega absoluta y la sonrisa de los miembros de la banda norteamericana continuaron hacía el final del concierto con una celebrada "Walking On A Wire", cuando habían dejado perlas increíbles como la aguerrida "Red Letter Day", la acústica "Campire Kansas" o la pura locura desatada con otro de sus mejores momentos, "Action and Action".

Para los bises, ya con la mayoría del público exhausto, decidieron revisitar una vez más el "Close To Me" de The Cure para continuar la fiesta, que finalizaría con otro momento de locura obvia con "Ten Minutes". En medio de ambas, un precioso "I'll Catch You" nos decía lo felices y divertidos que habían estado encima del escenario de la sala Live. Que vuelvan las veces que quieran, que fue el mejor karaoke emo que tuvimos en Madrid (Sobre todo porque Sunny Day Real Estate sólo pasaron por Barcelona).

Muy buena forma que han de llevar al estudio cuanto antes.