/Crónicas///

Crónica: The Fiery Furnaces - Madrid (23/02/2010)

23/02/2010, Madrid
7.2
Eleanor y Matthew Friedberger
7
Moby Dick Club, Casi lleno
Precio: 20 euros

A pesar de que las actuaciones de los hermanos Friedberger en territorio español eran muy esperadas, al entrar en el Moby Dick Club de Madrid nos topamos con un panorama desolador en cuanto a público. Con esa escasa asistencia inicial aparecieron los también neoyorquinos Iswhat?! al escenario de la ballena. A ellos les dió igual, sacaron sus influencias de estilo neoyorquino y nos brindaron un concierto sensacional. Sería algo injusto comparar su concierto con el de The Fiery Furnaces, pues estilísticamente la cosa iba por el funk, el jazz y el hip hop.

Esta banda formada por rapero, batería, bajista y saxofonista, se metió a la gente en el bolsillo con una conjunción de estilos variados y a priori fuera de sitio. Rapeados que incluso nos recordaban a una especie de Zack De La Rocha (Rage Against The Machine) calmado, un bajista con estilo muy propio nada abusón del slap, un baterista soberbio y estiloso que al final se marcó un "If You Want Me To Stay" de Sly & The Family Stone bien cantado y un saxofonista (el único miembro blanco de la banda, curiosamente) que tanto tirando del pedal de efectos como a pelo conseguía hacernos olvidar que no había guitarrista. En definitiva, se que es muy injusto afirmar esto con esta rotundidad, pero para nosotros fueron lo mejor de la noche.

La verdad que la propuesta en vivo de The Fiery Furnaces no me llegó a gustar. O si, que el concierto estuvo bien, tampoco lo vamos a negar. Pero un estilo tan variado como el que ellos practican, plagado de influencias y sonidos diversos, queda muy deslucido en el desnudo absoluto de voz, guitarra (muy alta) y una sección rítmica de bajo y guitarra que recordaba mas a otros grupos neoyorquinos más salvajes como Jon Spencer Blues Explosion. Y no sólo lo digo por como fueron empalmando todos los temas en la corta hora de concierto, sino por una agresividad sonora que quizás no les pega mucho ni a la tímida Eleanor ni al sonriente Matthew.

El setlist tampoco fue una elección demasiado acertada, aunque tengo entendido que ellos tienen la sana costumbre de variarlos cada noche. Probablemente esa selección para Madrid estuvo condicionada por los problemas de salud de Eleanor, que lejos de la idea de magnetismo que se esperaba de ella no llegó a transmitir mucho con su presencia, aunque algo mas con su voz. Al menos hubo versiones sorprendentes de "Evergreen", "Chris Michaels", "Cut The Cake" y "Ex Guru". Algo es algo.

Que no se me entienda mal, pero aún dando un concierto intenso y aguerrido, The Fiery Furnaces no dieron todo lo que uno esperaba de ellos en vivo. Será cuestión personal de cada uno de los asistentes que terminaron llenando casi al completo la sala, pero fue una buena velada a pesar de todo.