/Crónicas///

Crónica: Dinosaur Jr - Madrid (10/02/2010)

10/02/2010, Madrid
8.5
J. Mascis, Murph y Lou Barlow
9
Sala Heineken, Lleno
Precio: 30

Desde que regresaran hace unos años, el caso de Dinosaur Jr se ha convertido en uno único en esto de las reuniones. Mascis, Murph y Lou, formación única y original, no sólo supieron continuar con el legado de su banda en directo, sino que lo hicieron en estudio con sendos discazos como "Beyond" y "Farm". Tras pasar por la práctica totalidad de festivales españoles tocaba tenerlos en sala.

De hecho, por partida doble actuaba el propio Lou Barlow, que aparte del concierto con Dinosaur Jr se pegó uno él sólo antes. Lejos de su anunciado acompañamiento (Lou Barlow and the The Missingmen), el también miembro de Sebadoh, salió sólo con una guitarra y una silla. El resultado fue tan aburrido como decepcionante, aunque un poco de silencio se habría agradecido para intentar disfrutarlo un poco más.

La sala Heineken se caracteriza por muchas cosas, pero nunca por su limpieza de ecos. Tampoco por una excesiva potencia desde los altavoces. Aquella noche, desde las escaleras laterales sólo podemos aplaudir y aplaudir un sonido excelente y necesario para que Dinosaur Jr salieran a hombros.

Los puntos claramente a favor fueron ya rodados: solos en todos los temas como para poner los pelos de punta, el bajo, la voz y la batería luchando por sobrevivir ante el amasijo de guitarras y cada uno del trío en su sitio como mandaba el guión. El setlist, aunque corto, fue muy bien elegido sobre todo hacia el tramo final con "Sludgefest", "Pieces" y "Feel The Pain", "Over It" y "Freak Scene" del tirón. El final (abortado, tal cual ocurre en el disco) con "Just Like Heaven" claro.

¿Los problemas pues? En algunos casos sorprendentes y en otros los habituales de estos tres: parones extremadamente largos e injustificados entre canción y canción, un inicio titubeante con "Thumb", un pasotismo muy molesto de cara al público, un setlist cortísimo (el de J. Mascis de tamaño exageradamente grande hasta para un miope) y un "I Don't Wanna Go There", interpretado por petición del público, que quedó muy frío para un bis. Iba a decir que el pitido de oído que tuve durante los tres días siguientes era una nota negativa, pero eso en realidad tenía que ser así...