/Crónicas///

Crónica: Anathema - Madrid (04/11/2010)

04/11/2010, Madrid
9.0
Vincent, Jamie y Daniel Cavanagh, Les Smith y John y Lee Douglas
9
Sala Penélope, Casi lleno
Precio: 23 - 26 euros

1.Deep
2.Pitiless
3.Forgotten hopes
4.Destiny is dead
5.Balance
6.Closer
7.A natural disaster
8.Empty
9.Lost control
10.Destiny
11.Judgement
12.Temporary Peace              
13.Angelica
14.Flying

15.Thin air
16.Summer night horizon
17.Dreaming light
18.Everything
19.Angels walk among us
20.Presence
21.A simple mistake
22.Gett off, get out
23.Universal
24.Hindsight

25.Are you there? (cantada por Danny)
26.Fragile dreams (con Petter Carlsen)

Anathema volvían a tocar en España con un nuevo disco bajo el brazo después de siete años, por lo que había muchas ganas de verlos sobre el escenario, para ver como sonaban sus nuevos temas en directo y porque no suelen defraudar.

 

La emoción fue creciendo según se acercaban las fechas, y mas con el anuncio en días previos del cambio de horarios debido a que los de Liverpool querían hacer una actuación alrededor de las dos horas y media, aumentado todas nuestras expectativas.

 

Por culpa de los cambios de horarios y su antelación a horas tempranas no pude asistir a la actuación de los dos grupos previos, Petter Carlsen y Slamo por incompatibilidad de horarios, por lo que solo me podré centrar en la actuación de los hermanos Cavanagh.

 

Conciertos tan especiales y con tanta carga emocional como el que nos ocupa son difícil de describir en crónicas como esta, y sabes que por mucho que escribas nunca serás capaz de expresar lo vivido, y eres más consciente de que una noche mas has vivido una experiencia mágica, y es que la actuación del grupo fue grandiosa. Aparecieron sobre el escenario mientras sonaba el cántico de la primera guerra mundial que da nombre a su ultimo trabajo, ya no había vuelta atrás, la soberbia actuación que íbamos a presenciar comenzaba, el publico termino de estallar con las primeras notas, y Vincent salio una vez mas como un huracán y completamente entregado. El sonido de la actuación fue en términos generales bastante bueno a excepción del micro de Danny que, estuvo bastante serio, distante y nervioso toda la noche.

 

Tal y como comienza “Judgement” iniciaron el concierto y en el mismo orden que el disco “Deep”, “Pitiless”, “Forgotten Hopes”, y “Destiny Is Dead” y con ello se metieron a toda la sala en el bolsillo, consiguiendo que todos loa allí presente nos metiéramos de lleno en el concierto desde el minuto uno y es que la banda salio con y a por todo, hasta Jamie estuvo muy participativo y comunicativo con el público.

 

Tras el aviso por parte de la banda de que el concierto seria largo la actuación continuo con “Balance”, seguida de la fantástica “Closer” donde Vicent distorsiono su voz con el vocoder, que esta vez no fallo como en Sonisphere, pudiendo disfrutar de este temazo, y es que en directo te das aun mas cuenta de la cantidad de grandes canciones que tiene la banda, como corroboraron con la maravillosa “A Natural Disaster”, con la que hizo aparición por primera vez en el escenario Lee Douglas y su portentosa voz, que ha ganado protagonismo en su ultimo trabajo, y como ya dije en la reseña, de forma totalmente acertada. Y es que la voz de Vicent y Lee ligan muy bien y en directo te ponen la piel de gallina, y llevan tus emociones a flor de piel.

 

El concierto continuaba con clásicos, repasando temas de sus antiguos trabajos haciéndonos olvidar por completo de su último disco y disfrutar como enanos, con temas como “Empty”, “Lost control” donde le publico hizo de coro improvisado y donde la banda dejo cantar un unas estrofas a respetable. Sonó también y de que forma la fantástica “Angelica”. Y cuando llevábamos una hora larga, Vincent nos anunció que llagaba la hora de "We're Here Because We're Here", donde tocaron el disco entero sin parar tema tras tema, confirmando lo bueno que es su ultimo trabajo, una autentica joya y que en directo multiplica su fuerza y carga emotiva, sonando a la perfección y haciendo del concierto un evento casi espiritual, ya que estos chicos saben trasladar a la perfección las atmósferas de sus discos al directo. La gente se vino un poco abajo con las dos ultimas canciones del álbum “Universal” y “Hindsight”, dos perlas de larga duración e instrumentales que a mi particularmente me encantaron, y es que después del concierto, el disco lo percibo de manera distinta y ha subido peldaños en mi escalafón.

 

Y después de sonar "We're Here Because We're Here” integro y haber superado las dos horas de concierto hubo tiempo para dos temas mas, el “Are You There?” interpretado a solas en el escenario en su versión acústica por Danny, y terminando, como no, con “Fragile Dreams” en la que fue invitado un asustado Petter Carlsen, y que Vincent pudo cantar a duras penas. Y es que el peor punto de la noche fue la perdida progresiva de voz por parte del frontman que acabo ronco perdido, pero al que hay que alabar su esfuerzo y entrega pues a pesar de todo dio la talla, y mas después de marcarse un conciertazo de dos horas y veinte minutos, y que probablemente hubiese dado para algún tema mas, de nuevo sino hubiese sido por la sala.

 

Solo queda agradecer a la banda la entrega y duración del concierto en unas fechas que cada vez es mas difícil, felicitarles por el set-list y su forma de repartirlo (no como otras bandas que presentan discos nuevo y apenas dan tiempo a los clásicos por tocarse su ultimo trabajo integro), y a la promotora por facilitarles esta posibilidad, ya que nos regalaron una noche memorable que quedara grabada y que será recordada hasta la próxima visita de los de Liverpool que por supuesto no nos perderemos.