/Crónicas///

Crónica: American Football - Madrid (13/06/2017)

13/06/2017, Madrid
8.3
Mike Kinsella, Steve Lamos, Steve Holmes, Nate Kinsella
8
Copérnico, Medio aforo
Precio: 25 euros

Quién iba a decirle a Mike Kinsella que aquel proyecto con sus colegas Steve Lamos y Steve Holmes no iba a quedar sólo en un trabajo de estudio. Quién nos iba a decir 16 años después íbamos a poder disfrutar de una gira de reunión de la banda con parada ibérica en el Primavera Sound que parecía una oportunidad única. Quién nos iba a decir que 17 después American Football sacaba su segundo discos y 18 los podríamos disfrutar en sala.

Si el paso de American Football por el festival barcelonés Primavera Sound estuvo muy marcado por la nostalgia entremezclada por la lejanía de un escenario al aire libre, la oportunidad de tenerlos en una sala de tamaño mediano y de sonido cristalino como Copérnico era una oportunidad de oro. Y así se fue confirmando según la formación de Champagne-Urbana iba desglosando un repertorio compuesto a medias por su ya mítico LP de debut y un reciente segundo trabajo algo más pop.

Podemos poner pocas pegas al concierto, pero las más obvias fueron dos que ya pudimos ver en su concierto de hace unos años: a Mike Kinsella no le llega la voz para ejecutar las canciones de su disco debut con solvencia, incluyendo algún gallo, así como el tener que ver como temas menores en su repertorio de su reciente trabajo restan protagonismo a un debut tan mayúsculo (nos tuvimos que quejar ante Mike al respecto de la ausencia de “Summer Ends”).

El resto del show, fue justo lo que se esperaba: jugueteo de guitarras entre Mike Kinsella y Steve Holmes, el bajista y teclista Nate Kinsella ya como el cuarto miembro oficial y sobre todo el espectacular Steve Lamos con su particular manera de tocar la batería (y la trompeta). Gloriosas versiones de “Honestly?" en los primeros compases del show, para dejar para el final de un primer set a "For Sure" y "I'll See You When You're Both Not So Emotional". La parte final de un concierto de hora y media ya contó con highlights como “Stay Home”, “The One With the Tambourine” o algunos de los mejores momentos de su nuevo trabajo cómo “My Instincts Are The Enemy” o “Home Is Where the Haunt Is”. Curiosamente, fue un concierto muy contenido y respetuoso por todas las partes, sobre todo por un público que sentía el emotivo contenido del repertorio en su interior, aunque también por parte de una banda algo tímida entre canción y canción. 

Al final, con “Stay Home”, la gente si se desmadró, cantó y alzó las manos al cielo. Lo dicho, quién iba a decirme que una banda tan de culto como American Football iba a estar en mi ciudad tocando estas canciones en el año 2017… 

VER GALERÍA DE FOTOS