/Crónicas///

Crónica: All la Glory - Sevilla (31/10/2012)

31/10/2012, Sevilla
7.7
Juano, Álvaro, Goyo, Miguel, Pilar
8
Malandar, 70%
Precio: 8 € (15 € con CD)
http://feiticeira.org/

Noche de puesta de largo para una de las bandas más prometedoras de Sevilla. Y es que, tras una larga gestación, por fin teníamos recién salido del horno el disco de debut de All La Glory (Meridiana, 2012), y para presentarlo qué mejor ocasión para Juano y los suyos que tocar sus canciones en la que es quizá la sala más señera de la ciudad, Malandar.

A All La Glory los hemos visto crecer los últimos años, tocando en infinidad de encuentros musicales, en pequeños festivales e incluso en la calle. Por ello, la velada se presentaba como toda una celebración para el grupo y su público fiel, que llegó a ocupar casi tres cuartos de la sala. Un buen aforo para bandas foráneas y, por tanto, perfecta señal del nivel que ha alcanzado el grupo al menos dentro de su ciudad.

Con motivo de la fiesta, a la familia le crecieron varios brazos. Así, a los habituales Juano, Goyo, Álvaro, Miguel (que volvería a subir al mismo escenario dos días después con sus Maga), y a la ya también asentada Pilar (primera vez que la veíamos a la guitarra) se subieron en varias ocasiones compañeros de la grabación del disco para añadir otra guitarra y el siempre sureño toque de la armónica; llenando el escenario de gente con ganas de interpretar música con sentimiento.

Con una buena forma y una destreza instrumental que ya es conocida por todos, tocaron el disco al completo; una buena colección de temas power-pop y rock americano clásico que poco tiene que envidiar a muchos lanzamientos del otro lado del Atlántico. Así que volvimos a disfrutar de sus pequeños clásicos, “Runaway Girl”, “Devil’s on the Phone”, “Stay Gold” o “Second Best”; junto a otros temas que redondean el disco como “Something You Ain’t Got”, con Big Star y Redd Kross muy presentes, o la ensoñadora balada “Bluebird”, con todo el sabor del Far West pero creada a orillas del Guadalquivir.

Juano volvió a demostrar lo gran guitarrista que es, dejándose llevar por el sonido sobre todo cuando le acompañó la armónica, mientras que a Álvaro lo vimos destacar cuando sacó la slide guitar, que nos conmovió con su siempre melancólico sonido. A Miguel se le vio cómodo en su papel de bajista en segunda línea, abandonando por una ocasión las labores de frontman; Pilar sirvió de buen apoyo a la acústica, coros y pandereta; y Goyo protagonizó la anécdota de la noche al enredársele las baquetas en los adornos de Halloween que adornaban las paredes y el techo situados tras él.

Tras unos cincuenta minutos de actuación, volvieron a subir por insistencia clara y sincera del público, para, una vez terminado su repertorio propio, regalar una versión del “Tell Me Why” de Neil Young y otra de Lucinda Williams, que acabaron por poner el broche a una noche de rock con clase que debería servir para que se hable más y mejor de All La Glory, y por todo el país además.