dark & fuzz

Jue, 22 Agosto

BANDAS MALDITAS Y SIN VISADO (I)

Suele ser España un país bastante apreciado por artistas de la escena independiente de este y el otro lado del charco. Por todos es sabida la extraordinaria relación que bandas y artistas como Wilco, Luna, The Posies, Hot Snakes, Jeremy Enigk, Micah P. Hinson, o Damien Jurado entre muchas otras, tienen con la península ibérica. Seguramente por el clima, seguramente gracias a sellos como La Castanya, Acuarela o Bcore, seguramente por el talento de productores como Santi García o Paco Loco, seguramente por festivales como el FIB (sobre todo hace unos años), el Tanned Tin, o el Primavera Sound, el caso es que la relación y cercanía de gran parte de la escena independiente anglosajona con nuestro país viene siendo excelente de veinte años para acá. 

Sin embargo, hasta dar el paso que les acerque por aquí, hay un limbo en el que nuestra situación al sur de Europa, la histórica baja venta de cd´s, y ahora nuestro maravilloso IVA del 21%, juegan en contra de que muchas bandas de nivel nos visiten. Son esas bandas que por calidad y popularidad en sus países de origen deberían visitarnos asiduamente, y muy probablemente tener una base digna de fans, pero sea por las razones que sea por el momento se les resiste nuestro mercado. Quizás si apoyásemos más los conciertos pequeños en vez de apuntarnos solo a los masivos de la banda de moda de turno, la cosa cambiaría en muchos de los casos… pero bueno, ese es otro tema.

Estas son algunas de las bandas que a nivel personal echo de menos tanto en presencia mediática dentro de nuestros medios musicales, como en las programaciones de salas y festivales nacionales (y ojo, todo ello con la duda siempre posible de que un servidor no se haya enterado, que también puede ser).

WINTERSLEEP

Hasta cinco discos llevan a sus espaldas los canadienses Wintersleep y siguen sin lograr una base fiable de fans como para poder capitanear una gira por nuestro país. Facturando un indie rock de raíces americanas de lo más ecléctico, en su música igual se adivina la figura de los R.E.M más terrenales, el art-rock de otros malditos como Dredg, o los emotivos momentos de Coldplay pre “Viva La Vida”. Amantes de los coros épicos y grandilocuentes, siempre tienen sitio en sus Lp´s para momentos íntimos en los que colar su amplio espectro de influencias musicales (“Someone, Somewhere”, de su último disco respira dosis tropicales, mientras que en “Saving Song” nos acercamos al folk nórdico de unos Junip). Diez años de carrera que les han permitido meterse en las listas de más vendidos en Canada con sus dos últimos discos, “New Inheritors” y “Hello Hum”, pero que en la parte que nos toca sigue sin ser suficiente para tocar en España, donde solo han actuado como teloneros de Editors en una fecha en Barcelona allá por 2009.

JIMMY EAT WORLD

¿Os acordáis la última vez que actuaron Jimmy Eat World es España? Corría 2005 y ya hacía bastantes meses que los de Arizona habían sacado “Futures”, una más que digna continuación del exitoso “Bleed American”. Grupo de primer nivel en EEUU gracias al éxito logrado de 2001 un adelante, con este nuevo disco emprendían una gira mundial como teloneros de unos resucitados Green Day, con el fin de llegar a un público aún más masivo y alcanzar el estatus que ya poseían en su país de origen. La gira llega a España a finales de junio, y en un Madrid Arena (sí, el trágico recinto de Steve Aoki) a reventar, estos cuatro músicos deudores del mejor emo 90´s en su vertiente pop saltan ante una muchedumbre de jóvenes, y no tan jóvenes, que, la verdad, los recibieron estupendamente. Sonó al completo “Pain” (si no recuerdo mal) pero solo unos acordes después de arrancar “Bleed American”, Tom Liton, segundo guitarrista de la banda, se desvanecía, cayendo fulminado al foso, y haciéndonos temer a todos los asistentes lo peor. Finalmente no fue nada y Liton se recuperó horas después en el hospital, pero nuestro concierto de Jimmy Eat World se esfumo dejándonos sin ver en directo a la banda en el que era posiblemente su momento más alto de forma y popularidad. No sabemos si le cogieron miedo a esta zona del globo tras tan fatal desenlace, pero el caso es que la banda no ha vuelto por aquí, existiendo incluso una página de Facebook que clama por su regreso. La verdad es que no son un grupo especialmente numeroso, y lo cierto es que los mejores momentos discográficos de los norteamericanos quedan lejos, pero a los que éramos jóvenes para haber asistido a su actuación de la Sala Arena madrileña en 2002, siempre se nos quedó la espinita clavada de aquel concierto fallido teloneando a Green Day. Quién sabe, quizás algún día le pierden el miedo a los vahídos al filo del escenario del territorio español…

SILVERSUN PICKUPS

Silversun Pickups quizás no es un grupo enorme, pero sin duda estamos ante una formación lo suficientemente grande como para que en sus 8 años de existencia hubiesen pasado por aquí a presentarnos alguno de sus tres discos. Comparados con The Smashing Pumpkins, sin duda el parecido está ahí y es evidente, pero más allá del shock inicial que puede provocar una voz y unas melodías bastante similares a las de Corgan y los suyos, encontramos a una banda con una personalidad propia, y sobre todo con una colección de canciones muy superior a lo que los Smashing han hecho en los últimos quince años. Su último disco “Neck of the Woods” bajó claramente el nivel frente a sus dos primeros notables trabajos, “Carnavas” y “Swoon”, pero sin embargo su alta posición en las listas de ventas tanto de EEUU, como de Canada, Austria, o Reino Unido (aquí algo menos) se mantuvo sin problemas. Otra banda que con un poco de ayuda y de difusión podría convertirse en un clásico de nuestros escenarios. De momento para este 2013 solo prevén girar por el oeste norteamericano. Tocará esperar.

THE THERMALS

Para el caso que nos ocupa creo que estamos en disposición de ser más optimistas. The Thermals no son ni la mitad de conocidos de lo que deberían practicando un estilo tan en boga hoy en día como es ese indie rock de reminiscencias punk y lo-fi que ofrecen, pero al menos se han dejado ver por nuestras salas, y teniendo en cuenta que fueron Houston Party (Sala Be Cool, 2011) y Primavera Sound (al Primavera Club de 2008) quienes les trajeron, todo hace indicar que tarde o temprano repetirán. Este año publicaron nuevo trabajo, y aunque no estaba a la altura del genial “Personal Life” mantenía un nivel lo suficientemente óptimo como para mantenernos con ganas de verles en directo. De momento su gira de otoño por Europa los llevará a Roma, Padova, Bolonia, Munich, Viena, Berlín o Amterdam entre otras ciudades del viejo continente, pero de España no hay noticias. ¿Habrá que esperar al Primavera Sound?

LA DISPUTE

Menciono a La Dispute pero esto se podría aplicar para todas esas bandas que conforman lo que se vino a llamar hace dos o tres años como “The Wave” (La ola). Es decir toda una nueva generación de bandas que practicando alguno de los diferentes subgéneros del hardcore, conformaban una especie de movimiento que trataba de recuperar la esencia de etapas pasadas dentro de la escena. La Dispute son de entre todos ellos mis preferidos, y por ende sería la banda que más me gustaría que alguna de nuestras promotoras de hardcore se atraviesen a traer. Si bien, del mismo modo sería muy interesante ver como se defienden en directo Touché Amoré (que si no me equivoco tampoco han actuado por aquí), Defeater (que si que estuvieron en 2010 en Bilbao), Pianos Become The Teeth (que visitaron el Resurrection 2012 como parte baja del cartel), Tiger Jaws, o Into It. Over It. Seguro que la gente de la escena hardcore ya los tiene en mente, y más pronto que tarde irán cayendo por nuestros escenarios todas estas sugerentes bandas a las que de momento no hemos podido disfrutar en vivo tanto como nos gustaría.