/Reseñas///

Reseña: Siesta! - Fuerza de Gravedad Absoluta

Siesta! - Fuerza de Gravedad Absoluta
Fuerza de Gravedad Absoluta
7
7.5



Sonido Muchacho, Ayo Silver [2015]
Productor: Carlos Toronado
Banda: Jonathan Cremades, Pepe Ábalos

Que el kraut y la psicodelia en general son géneros de moda en los últimos años no se le escapa a nadie. En cualquier caso, parecen increíbles las posibilidades de un género casi olvidado durante muchos años, al menos en el ámbito del rock indie. Los valencianos Siesta! debutaron hace un tiempo con "Terroruterino", un disco en el que bebían de toda esa herencia europea y la llevaban a terrenos más punks.

Su continuación no defrauda y nos regala un viaje más cohesionado a través de 6 cortes embebidos en trance hipnótico pero que van desde la paciencia y el relativo reposo hasta la agitación más épica. Alternando lo tribal, pues el aporreo rítmico es básico en su propuesta, con los matices robóticos, el disco abre con "Montador de Bicicletas" y se van sucediendo esos mantras sintéticos que suenan a otra época, pero también a otras realidades que en los últimos años han paseado por aquí bandas como Atleta, Edredón o Jupiter Lion.

La cosa toma más personalidad con la oscura "Fuerza de Gravedad Absoluta" y esos secos fraseos que recuerdan a unos El Columpio Asesino más agresivos y maquinales. Todo desemboca en un nebuloso clima que atrapa y satura tu cerebro con multitud de sonoridades. Sin embargo el momento de punk aullante llegará luego con "Sangre Nueva", vibrante al máximo, como mezclando a Suicide con Paralisis Permanente.

Y es que Siesta! no se conforman y aunque la psicodelia engloba ciertamente todo lo que hacen, buscan crear su propio ecosistema y diferenciar cada canción al máximo intentando conseguir sin embargo un resultado fluido y coherente. Así, en "Lomo Gordo" se ponen juguetones derritiendo sintes o en "La Débil" (guiño a la banda con la que comparten productor) suenan a ci-fi pura, que debe sonar como si jugasemos al Simon puestos de LSD. O chupando las pilas. Para el final quedará una chamánica "Todo va a salir bien" que teje movimientos circulares sobre un droneante colchón de flotante bienestar.

En "Fuerza de Gravedad Absoluta" no podemos decir que el dúo valenciano invente la rueda, pero sí que la echa a rodar por lugares interesantes. Los aficionados a los sonidos próximos al kraut quedarán más que complacidos y para los que no estén familizarizados con éstas cósmicas visiones musicales, el segundo trabajo del dúo bien puede ser una puerta de entrada a nuevos universos.