/Reseñas///

Reseña: Cuello - Regalo Doble

Cuello - Regalo Doble
Regalo Doble
8
8.0



BCore [2018]
Productor: Paco Loco
Banda: Jose Guerrero, Ubaldo Fambuena, Oscar Mezquita, Nick Perry

Lo que en su día conocimos como "la banda de indie-rock del tío de Betunizer", llega ya a un cuarto disco que encima coincide temporalmente con la disolución de los propios Betunizer. Siempre fueron idiosincrasias distintas, pero el universo lírico de Jose Guerrero impregnaba ambas formaciones, aunque a buen seguro que el cantante y letrista se esforzaba por separarlas al máximo.

No sabemos si una vuelta de tuerca a ésto es el cambio de Pablo Peiró como productor por Paco Loco para esta nueva obra o se trata de mera coincidencia. Es un cambio de sonido evidente, algo chocante de primeras. Los bajos, tan importantes en el estilo deudor del rock indie americano que practican, quedan más matizados al lado del poder de la guitarra, tal vez en busca de otra forma de enfocar su punk melódico. Un punto desconcertante de partida, que se va atenuando según te familiarizas con un cancionero que se revela sólido, quizá el más completo desde su debut. Más regular que sus anteriores obras, que entregaban algunos hits luminosos en contraste con canciones acompañantes más discretas, "Regalo Doble" es una colección llena de ganchos, en forma de estribillos, líneas melódicas y letras que hacer nuestras, las comprendamos o no.

En una nueva exploración de sus propios confines, tenemos desde números clásicos y efectivos como la revienta-pogos "Acumulación de Triunfos" a momentos algo más iconoclastas como "La Psicopatía del Pulmón", con un punto circense y descarrilando en la disonancia final. Entre los momentos más pegadizos destacan el juguetón power-pop de "Juego Dominante" con esa escalada de blast-beats o la templada "El Cuidador", que nos dejará cantando a pleno pulmón "por qué ya no siento dolooooor" en diferentes entonaciones.

La dualidad entre melodías agradables y enajenación punk sigue presente, especialmente en la voz de un Guerrero que se muestra insultantemente natural, lleno de arrebato y sin trampas, algo no tan habitual en los terrenos del rock alternativo, más dado a la rabia o la dejadez que a la pasión. Una crudeza visceral que se ve arropada por esos coros, uno de sus mejores recursos para redondear el hit, desde "El Solitario Dueño de Mi Emoción" hasta esa enigmática "La Frase".

"Regalo Doble" es un disco que acentúa esa personalidad agridulce de Cuello, que mira a referentes de lo alternativo norteamericano (desde Superchunk a los primeros Green Day) a la vez que le imprime un carácter muy propio, casi castizo y definitivamente auténtico que tampoco desentonaría por otro lado en los tan poco "molones" entornos del llamado rock urbano. Un carácter personal y abierto al rock en general que sigue resultando muy seductor.