/Reseñas///

Reseña: Cró - Onkalo

http://feiticeira.org/
Onkalo
8
7.7



Autoeditado [2012]
Banda: Rubén Abad, Xavier Núñez, David Santos, Cibrán Rey, Borja Bernárdez

Están locos estos gallegos. Cró! provienen del entorno de la Metamovida, colectivo a caballo entre Vigo (de dónde ellos son) y Pontevedra, en el que militan bandas como Unicornibot, Guerrera o Why Go. A estos últimos es a los que más nos van a recordar por su evidente y compartida pasión por el rock progresivo, que sería el estilo dominante en este segundo disco de estudio, "Onkalo".

King Crimson, Frank Zappa, Mike Patton... y quizá algo de Radiohead más de refilón, van a ser nombres que nos vendrán a la cabeza al escuchar estos 9 cortes no totalmente instrumentales pero casi. Cortes a menudo enfocados al jazz-rock y en los que caben otras influencias de art-rock y algunas sonoridades de digestión más fácil, aunque poco estribillo vais a encontrar en las rías de Cró!.

Disco pues, de imposible descripción canción por canción cuando ya de inicio "Klaus" mezcla rock psicodélico de fuertes guitarras con recodos melancólicos. Es una propuesta no apta para quién no tenga un poco acostumbrado el oído a los poco acomodaticios terrenos del jazz-rock y el progresivo, pero que por otro lado puede llegar tanto a fans de antiguos tótems del género como a quién se haya adentrado en esto por medio del post-rock.

Los temas son tan serios en su forma como irreverentes en su mezcla y devenir, pero el humor de la banda (seguramente imprescindible en el entorno anteriormente citado) se deja ver en los títulos de las canciones. Como gran ejemplo tenemos "Lagrunche", imaginamos guiño al sonido noventero de su estribillo (si, esta tiene de eso), que no obstante quedaría bastante más cercano al de unos Faith No More que a cualquier banda de las famosas de Seattle. Mike Patton podría ofenderse.

Llaman a tremendas tormentas de furia progresiva en "Petrol", que tejen bonitos climas adornados de xilófonos en "Hipnosapo" o coquetean con el math-rock de una forma muy orgánica en "Frujifobia". Lo difícil es como decimos, encontrar ganchos a los que agarrarse y sin los que muchas veces estamos perdidos como oyentes. Al que esta idea no eche para atrás podrá dejarse llevar por casi cuarenta minutos de estimulante rock progresivo, que por cierto compenetran en directo con visuales, lo cual estamos seguros de que redondea la propuesta.