/Reseñas///

Reseña: The Antlers - Burst Apart

http://feiticeira.org/
Burst Apart
9
8.6



Frenchkiss [2011]
Productor: The Antlers
Banda: Peter Silberman, Michael Lerner, Darby Cicci

Hospice, el hasta ahora último álbum de The Antlers, fue uno de los discos revelación de hace un par de temporadas. Su dolorosa alegoría conceptual sobre el dolor y cancionero de carácter altamente emocional lo colocaron a la altura del otro gran disco dedicado a la pérdida de los últimos tiempos, For Emma, Forever Ago de Bon Iver; y como consecuencia, la banda del joven Peter Silberman entró por derecho propio en el ojo del huracán indie más devastador.

Ahora, dos años después, el de Brooklyn ha decidido deshacerse de cualquier tipo de conexión en las letras y cristalizar un tanto su oscuridad melódica. Así, Burst Apart sigue siendo un disco eminentemente nocturno y hasta algo amenazador en ocasiones, pero en el que se sustituye el tremendismo y la congoja de su predecesor por otras emociones dentro de un algo más relajado espectro.

Lo que significa que este cuarto álbum parece hecho no para consumirse dentro de un hospital, sino para recorrer una ciudad vacía a las tantas de la mañana. Quizá no se note tanto en “I Don't Want Love”, balada inicial que nos conecta con el disco anterior, pero ya con el efectivo groove de “French Exit” vemos como se da paso a la sensualidad y al movimiento.

Lo que nos lleva a que Burst Apart es un álbum en tránsito. “Parentheses”, con su ritmo a los primeros TV on the Radio, la casi industrial “No Widows” o la dinámica sonata “Every Night My Feet Are Falling Out”, se intercalan entre medios tiempos y baladas como “Hounds”, “Rolled Together” o “Corsicana”, todas muy cercanas a la irrealidad propia del dream pop, y por tanto más evocadoras que trágicas. “Putting the Dog to Sleep” sería como el blues que suena justo antes de los créditos, cuando comienza a amanecer.

Puede decirse que Peter le ha quitado gravedad al asunto, lo más que ha podido dentro de su estilo, claro. La descongestión le ha sentado bien a su música, ya antes excelente, pero que al dejar que le entre el aire y cierta luz (de farolas, no de sol) ha adquirido un aire más accesible que la ha vuelto más pop y hasta cinemática, por tanto, más fácil de escuchar. Quizá a muchos puristas dolientes esta decisión no le haya gustado y renieguen de ellos, pero sería algo estúpido porque ahora es cuando han conseguido crear su mejor álbum.