Liberados Delorean de un secuestro en México

La banda fue objeto de un "secuestro virtual"

Escalofriante el suceso del que acaba de salir una de nuestras bandas más internacionales, Delorean, según salía en la portada de El País. El cuarteto de Zarautz se encontraba en México. en plena gira mundial de presentación de "Apar", cuando el pasado Domingo desaparecieron sin dejar ni rastro. Al poco, la familia comenzó a recibir amenazas exigiendo un rescate a cambio de liberar a los artistas. Se pusieron en contacto con la Ertzaintza y estos, en una operación conjunta con la Policía Nacional y la mexicana, consiguieron recuperar el contacto y liberar al grupo. Parece que habían sido objeto de un 'secuestro virtual', en el que no se amenaza físicamente al secuestrado, sino que se les hace cambiar de hotel haciéndose pasar por policías mexicanos y deshacerse del teléfono español para luego anunciarles que están retenidos, pero siempre desde el otro lado del auricular sin presentarse en persona.

La banda partía para EEUU este Lunes pero oficialmente aún no ha abandonado México y no se conoce el lugar en el que se encuentra. Muchas bandas españolas no han tardado en solidarizarse por las redes sociales, y John Talabot, amigo del grupo y que iba a actuar en ese país pronto, ha cancelado su gira por motivos de seguridad.

ACTUALIZACIÓN 10/09/2013
La banda ha hecho un comunicado oficial sobre lo sucedido:

On Monday morning October 7th we received a phone call at our hotel room in Mexico City from a person posing as a hotel security officer. We were informed that there was a security threat at the hotel.

What followed for the next 30 hours was an experience where the threat of death was real due to the psychological manipulation inflicted on us by our kidnappers. Thanks to the fantastic work of the National Police in Spain, Ertzantza, Interpol and the Federal Police in Mexico, we were successfully rescued yesterday morning.

While it would be convenient to blame Mexico, that would not be sound. This could have occurred anywhere in the world. Our hope is that this situation will bring attention to the abuse that we were subjected to by our kidnappers, so that other travelers do not fall victim in the future.

This has been extremely difficult for us and our families. At this time we have no further comment and we ask that you respect our privacy so that we can return to normality in our lives.