Doctor Music denuncia a empresas de reventa

El escandalo de reventa de entradas de Bruce Springsteen continúa dando coletazos

Tras el escándalo desatado en las últimas semanas en torno a la venta de entradas para los conciertos que Bruce Springsteen & The E-Street Band dará en España (en concreto para los conciertos más solicitados de Barcelona y Madrid), parece que todas las partes implicadas ya han hablado.

Por poner en contexto, una vez más la demanda de entradas para los conciertos del artista de Nueva Jersey sobrepasó con creces a los medios posibles para adquirirlas. En esta ocasión Doctor Music, la promotora del concierto, limitó la venta de entradas a un único medio de venta, Ticketmaster a través de Internet (en otras ocasiones, con el mismo artista y en situación similar en cuanto a oferta además hubo posibilidad de comprar por via telefónica o física en tiendas). Dicho esto, la web de Ticketmaster registró una sobrecarga sin precedentes que dejó sin entradas a miles de posibles asistentes al concierto.

Pero el escándalo saltó a la palestra cuando se comenzó a denunciar en redes sociales, medios de comunicación y hasta FACUA que mientras la web de Ticketmaster permanecía inoperativa, webs (legales) de reventa de entradas vendían con celeridad billetes a un precio que podría incluso cuadruplicar el precio oficial. Para redondear el problema, una de las que más versatilidad ofrecía en los momentos de mayor demanda no era otra que Seatwave, una empresa subsidiaria de Ticketmaster. Dicha compañía ofreció un comunicado en el que aseguraba que para la venta de entradas de Bruce Springsteen “el sistema de Ticketmaster rindió a muy alto nivel, estableciendo cifras record en el proceso de venta”. Además, defendía que Seatwave es “es totalmente legal y ayuda a evitar la reventa en sitios web no seguros y en la calle”.

Los últimos en dar su opinión han sido los promotores del evento, Doctor Music Concerts, que mediante un comunicado han manifestado su “total rechazo a la reventa de entradas de los conciertos” y que han presentado denuncias sobre la actividad de reventa que han llevado a cabo las compañías SEATWAVE, TENGOENTRADAS, TICKETBIS, VIAGOGO, ENTRADAS365, TICKETNETWORK, TICKETLIQUIDATOR y WORLDTICKETSHOP, “ante los organismos reguladores de espectáculos y de protección al consumidor”. Además, atendiendo a las condiciones generales de la compra de entradas en la web de Ticketmaster, estudian presentar una denuncia ante la Audiencia Nacional contra todas esas plataformas. Según Doctor Music, dichas condiciones "prohíben la reventa de las entradas y advierten que a los compradores en reventa se les podrá impedir el acceso al concierto", por tanto, "quienes adquieren sus entradas en estas plataformas creyendo que están haciendo una compra lícita que les da derecho a acceder al concierto son víctimas de un engaño orquestado por las plataformas que podría ser constitutivo de un presunto delito de estafa". Por último, añaden que es un "sinsentido que Ticketmaster, agente autorizado para la venta legítima de entradas sea al mismo tiempo la propietaria de Seatwave, una de las plataformas de reventa"

El culebrón sobre la venta de entradas para conciertos multitudinarios y su reventa seguirá dando titulares. Desde feiticeirA sólo queremos sumarnos a la condena absoluta a la reventa sin escrúpulos de entradas de conciertos como un problema que lleva arrastrando la industria musical desde hace muchos años ya.