2003 ha sido un año bastante variado musicalmente. Año en el que hemos comprobado la rotunda caída en ventas del llamado "nu-metal" a la par que las tendencias del emo y el metalcore ganaban terreno. Desde feiticeira, hemos querido elaborar como siempre nuestro top del año, pero con una diferencia. Por primera vez se ha efectuado por votaciones y ya no refleja únicamente (afortunadamente para algunos) las preferencias musicales de este servidor.

Los resultados son claros, nuestros dos grupos del año han sido Muse, la banda que más partido le sabe sacar en la actualidad a la fusión de electricidad y emoción, y los ilegalizables Berri Txarrak con su viraje hardcore. Esperemos que alguien se indigne porque AFI salgan en la MTV, por lo feo que es Xoel de Deluxe, porque Korn no aparezcan o que simplemente nos acusen de tongo. Y es que la polémica da mucha vidilla amigos, pero en fin, así son las cosas, así las hemos votado.

Este es el feiticeira Te-O-Pe 2003.

..:Pincha en las caratulas para acceder a cada una de las categorías:..

INTERNACIONAL

  MUSE - Absolution
Rock Alternativo
Puntuación:39
  Top Internacional
Reseña | Letras
 
Superadas las trasnochadas comparaciones con otras bandas, Muse retornan con un tercer disco sin cambios sustanciales en la fórmula, pero definiendo su sonido y haciéndolo más compacto. Aquí, el sentimiento de Showbiz y la furia eléctrica de Origin of Symmetry se dan la mano, creando otra obra barroca, potente y excitante. El leitmotiv del disco, la denuncia de la situación política internacional del momento, es decir, la Guerra de Irak, acontecimiento que al parecer les hizo cambiar radicalmente el rumbo del disco. Pero la figura de Mathew Bellamy y su histrionismo sigue siendo definitiva en el carácter del power trío británico con mayor seguimiento en nuestro país.
 

 

NACIONAL

  BERRI TXARRAK - Libre ©
Rock Alternativo
Puntuación:40
  Top Nacional
Reseña | Letras
 
Los navarros y euskaldunes Berri Txarrak sorprenden con su cuarta entrega de una calidad admirable, a la que han llegado en un ascenso lento pero seguro. Olvidando prácticamente lejanos escarceos con el nu-metal, el grupo se abandona a una suerte de hardcore metal vía System of a Down o Deftones con torrentes de melodía próximos al emo e incluso al indie-rock. Justo cuando parecían traspasar la barrera idiomática, hemos vivido con perplejidad su criminalización a manos de nuestros particulares caciques de la comunicación, pero ello no nos va a hacer cambiar nuestra opinión sobre la valía de esta joven banda en la actualidad. Otros que no se "libran".
 

 

Inicio feiticeirA