/Entrevistas///

entrevista con Persons

«A veces es flipante ir a un festival y que todos los grupos sean tan parecidos, esa es una realidad que existe y es la que es...»
Los madrileños Persons están a punto de lanzar su segundo álbum “Ghettoblaster”, y de su grabación, así como de los planes de futuro que tienen para él, estuvimos hablando con su cantante y teclista Juan Salamanca. Rock diferente y personal para romper con los convencionalismos que cada vez más invaden nuestra escena.
Septiembre, 2013

En vuestra nota de prensa promocional se habla de vosotros como uno de los mejores secretos del rock madrileño. ¿Qué creéis que hace falta para dar ese pasito más que os saque del tantas veces injusto nicho del underground?

Quizás un poco de suerte, porque necesitamos salir de Madrid y empezar a superar los círculos de nuestros amigos y conocidos para llegar a más público. Cuando tienes un trabajo autoproducido, sin el apoyo de ninguna discográfica por pequeña que sea, los tiempos muchas veces se dilatan y cuesta entrar en festivales, giras, etc… al final resulta que a parte de tocar, haces promo, gestionas conciertos y editas tu disco, entonces hay cosas que, desde luego, se te escapan porque controlarlo todo es bastante difícil. De todas maneras en este punto de la banda ya estamos contando con la ayuda de más gente, además de nosotros, que nos ayudan a gestionar todo esto.

 

“Ghettoblaster” es vuestra segunda obra y en ella se nota un salto cualitativo, y una ambición mayor, a la del anterior “Hipnosis Casa”. Como si ahora hubieseis encontrado definitivamente vuestro sonido después de años “demoscópicos”, y ahora sí os creyeseis que lo que estáis haciendo merece sacar la cabeza y tener una repercusión real. ¿Ha ocurrido algo en estos meses que haya propiciado este hecho?

Bueno, para empezar creemos que es un gran disco y que merece toda la atención, sobre todo por todo lo que nos ha costado, y lo que nos ha supuesto grabarlo y producirlo. Cuando te esfuerzas tanto en algo por lo que tienes ilusión, lo único que deseas es que pueda tener la mejor acogida. Por otro lado, estamos en un momento como banda en la que nuestros deseos y objetivos son compartidos por todos y remamos en la misma dirección, que es tocar más y en más sitios.

 

Ya en “Hipnosis Casa” os fuisteis a Sevilla a grabar, a los estudios La Mina. De allí han salido discos tan importantes en los últimos tiempos como los de Pony Bravo o Blancanova, que pueden no andar muy lejos en cuanto a sonido respecto a vuestra propuesta. ¿Es posible que se esté formando en torno a La Mina una micro escena nacional cercana a sonidos espaciales, psicodélicos y kraut? ¿Os veis emparentados con este tipo de formaciones?

No nos vemos emparentados con el sonido de esos grupos especialmente, salvo quizás en detalles, por supuesto, o en lugares comunes…. pero sí, estamos conectados por trabajar con Raúl Pérez, que es una delicia. Me imagino que a los Pony o Blancanova les pasará lo mismo que a nosotros, que tenemos total devoción, admiración y respeto por Raúl, porque es un ser sabio en todos los sentidos, hace fácil lo difícil, y tiene mucha mano izquierda y psicología para con el músico. En cuanto al sonido, creo que a Raúl y a nosotros nos gustan prácticamente las mismas cosas: lo africano, lo rockero y lo psicodélico. Y eso es lo que hemos querido plasmar en el disco quedando Raúl, si no me equivoco, tan contento como nosotros. "Ghettoblaster" es un disco minero, grabado en directo, dejando que se instalara el flow antes de dar al rec.

 

Y hablando de escenas, ¿qué os parece la escena independiente actual nacional? Imagino que no comulgáis mucho con ese mainstream festivalero que se camufla en la coartada indie, y que llena últimamente los titulares de la gran mayoría de medios, pero a pesar de ello ¿sois optimistas con lo que se está haciendo en España en los últimos años?

Bueno, creo que hay mucho de lo que tú dices. A veces es flipante ir a un festival y que todos los grupos sean muy parecidos, incluso a la hora de vestir, esa es una realidad que existe y es la que es… aunque, por supuesto, hay muchísimas excepciones.

Pero por otro lado, el nivel cada vez es más alto y hay muchas propuestas súper interesantes de grupos que se lo curran muchísimo y que encima tienen una propuesta muy fresca. Se me ocurre, por ejemplo, el caso de Terrier, pero son muchos los casos. Creo, además, que hay mucha camaradería hoy en día y no solo entre grupos, sino también con promotores y público. Nos lo ponen tan difícil las instituciones que están propiciando que la gente se lo curre todavía más y mejor, y que se estén aunando los esfuerzos y así surjan la frescura y las nuevas ideas. No obstante, un poco más de apoyo de los de arriba no estaría nada mal.

 

Hablabamos de Raúl Pérez que de nuevo ha estado en los mandos tras la mesa de sonido. ¿Qué nos podéis contar de su forma de trabajar? ¿Es tan cómodo y relajado el tinglado que tiene allí montado a la hora de meterse a grabar? Parece que sea uno de los productores de moda y de más futuro del país.

El caso de Raúl, como hablábamos antes, liga totalmente con la pregunta anterior. Es una delicia que exista alguien como Raúl. Te vas a Sevilla, a su casa en Espartinas, te instalas y grabas. A nosotros no se nos ocurre un plan mejor porque además somos amigos, y entre amigos todo es mejor. También tenemos una afinidad musical elevada lo que nos facilita mucho las cosas, el backline y el entorno, como os decía, es excelente y todo ello propicia que estés grabando muy a gusto que es de lo que se trata.

Para mí Raúl es claramente el futuro, o parte de él, y cualquiera que haya grabado con él lo sabe, porque a pesar de toda su maestría es realmente joven y le queda mucho por delante.

 

Hablar de algo nuevo en pleno s.XXI a veces parece descabellado pues parece que estuviese todo inventado, pero desde luego escuchando a Persons si que se aprecia que estamos ante una banda con una personalidad muy peculiar y distintiva. ¿Os obsesiona mucho la idea de ofrecer algo fresco y novedoso, o sois más de grabar lo que os sale importándoos poco si se cuelan mucho o poco las influencias?

Muchas gracias. Ante todo nos gusta hacer lo que queremos, estar abiertos a mil influencias, para así poder hacer con la banda todo lo que realmente nos interesa. Disfrutamos con muchos tipos de música, como me imagino que le pasa a mucha gente y nos gusta tener una banda donde puedan entrar esas influencias menos obvias.

Por otro lado, siento que lo que hacemos es realmente algo original, no porque lo busquemos concienzudamente sino porque somos peculiares con respecto a la escena, y no es mérito, sino que llevamos tanto tiempo juntos que al final tras muchos años de búsqueda hemos alcanzado la comodidad de hacer lo que te apetece por bizarro que sea.

 

Vuestro primer single es la “Ley Marcial”. ¿Por qué habéis elegido esta pieza? Tiene un rollo repetitivo que atrapa, y deduzco cierto mensaje social. ¿Os interesa reivindicar este tipo de temáticas dados los tiempos que corren?

Por supuesto, pero no de la manera más obvia. Desde luego que son tiempos oscuros, pero siempre lo han sido. Me gusta la temática social pero NO al estilo “esto es una mierda, Ana Botella tal o Emilio Botín no se qué”. Prefiero que en “Ley Marcial” se hable de ahora, pero también de ayer y de mañana, que sea más general y que hable de más cosas que acontecimientos puntuales. Creo que las historias se repiten, los fascismos llegan como si nada, y el poder corrompe. Eso ha sido así siempre. Me gusta hablar del siempre.

 

Del resto de temas me parece que el tema que sin duda va a arrasar en vuestros directos es “Ojos de León”. Comienza relajada, pero enloquece en su parte final ¿Qué nos podéis contar de este tema? 

Todo el tema está en re menor, excepto al final que hay un cambio a un sol mayor dos veces. Yo defino así el tema porque no hay artificio armónico alguno, sólo groove. Es un tema que vino solo, de ensayar con ganas, y que apareció como una revelación. Os juro que fue así, un trance. Y la letra también, vino sola. Nos encanta cuando eso pasa, porque confiamos mucho es ésas intuiciones y nos dejamos llevar. Por otro lado, tiene un componente sexual o adictivo que se estila mucho en nuestros días.

 

¿Qué tal está siendo la adaptación definitiva de Carlos Jiménez como bajista?

Una maravilla, yo he trabajado con Carlos 7 años codo a codo en televisión, sé que es un tío responsable, trabajador y motivado con lo que le gusta. Tocó la percusión en la presentación de “Hipnosis casa” y, cuando Nacho Madruga decidió tomarse un respiro, teníamos claro que era nuestro hombre. Su adaptación ha sido muy rápida por tanto y ahora es un elemento vital para nosotros porque es de los que empujan, y esas personas son muy necesarias en una banda.

 

De cara al directo tenéis ya anunciado un show de presentación en la tienda de Malasaña, Cuervo Store, el próximo 17 de octubre, y la presentación en Charada para el 17 de noviembre. ¿Tenéis algo especial preparado para ese día? ¿Alguna colaboración, y similar, o de momento preferís centraros en presentar “Ghettoblaster” tal como es para que la gente pueda disfrutar de la banda tal cual en su conjunto?

Pues para lo de Cuervo Store estamos preparando un acústico con mucha percusión, queremos algo acústico de verdad, y eso exige adaptarte a cambios y dar otro matiz a los temas.

Y para la presentación del disco vamos a contar con Javier Gorostiza a la trompeta en algún tema y no descartamos alguna colaboración más. Lo que si queremos es que sea un día especial en cuanto a nuestras sensaciones, y que se lo sepamos transmitir a nuestro público. 

 

Para ese día señalado os acompañará como telonero el siempre prolífico Raúl Querido. ¿Qué destacaríais de su obra para aquel que no le conozca? 

Raúl es un personaje de otra dimensión, y a parte de lo de Raúl Querido tiene miles de proyectos paralelos musicales y de diversa índole. A mí personalmente me parece que lo que hace es maravilloso porque amo lo que no es típico, y Raúl Querido no lo es. Además es fan declarado de la banda y no va a dejar a nadie imperturbable porque llama mucho la atención con su mensaje delirante, cómico y apocalíptico a partes iguales. Creo que encaja perfectamente en nuestro concepto para ése día en Charada.

 

Y sobre el futuro. ¿Tenéis muchas fechas ya cerradas? ¿Cuál es la ambición de Personas de cara a lo que resta de 2013, y sobre todo de cara a 2014?

Posiblemente toquemos en diciembre con alguien muy jugoso, pero como no es seguro al 100% prefiero no desvelar nada. También estamos planeando una mini gira fuera de Madrid e ir probando… También posiblemente tocaremos con Marina Gallardo en Madrid de cara a febrero, y lo que esperamos es tocar mucho más, entrar en el circuito festivalero y pasarlo en grande.

 

Gracias por vuestro tiempo, y mucha suerte con “Ghettoblaster”.

Gracias a vosotros por vuestra atención y esperamos veros en Charada a todos.