/Crónicas///

Crónica: Wombat Fest - Durango (08/04/2011)

08/04/2011, Durango
7.0
7
Plateruena Kafe Antzokia, De medio a 3/4
Precio: 18/20 euros
http://feiticeira.org/

Muy prometedor cartel el del Wombat Fest que nos llevó un viernes a la Plateruena de Durango a disfrutar de un variado cóctel de metal más o menos extremo. Hay veces en que lo que rodea a la banda cabeza de cartel es más grande para algunos, que la propia banda. Este fue claramente el caso para mi, así que nada de llegar a la hora de los afamados Entombed, había que dichar a primera hora.

Y es que comenzaron Neila, cuyo repertorio, ya un clásico de la escena local y grabado a fuego en nuestros oidos, no sonó con justicia. Así "From Hell I", "Bajo el Sol", "Amanece" o la propia "Danza de nieblas", todas ellas extraidas de su largo del mismo título no atronaron para nada en la forma apropiada. Una pena, aunque los que ya les conocemos de tiempo sabemos que no es achacable a ellos. A tanto llegó la cosa que el teclista contaba con micrófono esta vez, por si la banda contará con pocas gargantas, pero fue inapreciable en la ruidosa mezcla. 

De hecho podemos decir algo similar del sonido de Adrift y nos consta que los madrileños son capaces de salir airosos con muchas condiciones en su contra. El ruido a dentelladas proveniente de "Monolito" no sonó nada nítido, pero era en los temas con mayor componente melódica como "Berzocana's Bells" o su hit "Ramses" dónde más decepcionante era el asunto. De nuevo por parte de la banda, todo en el asador e incluso dejaron caer algún tema inédito, aunque no sería capaz de asegurarlo dadas las condiciones acústicas. No parecen los mejores tiempos en ese sentido para Plateruena.

Legen Beltza llegarían luego a poner la nota discordante en el cartel. Puede que sea metal todo lo que reluce, pero los guipuzcoanos y su thrash de aires death se sitúan en una onda de heavy metal más clásica y por lo que a mi respecta, poco interesante. Con todo, no se puede negar que había fans entregados, incluso alguno que otro montando pobres pogos que siempre ofrecen la nota pintoresca en este tipo de conciertos. Poco que rescatar.

Lo lógico es que después hubieran recogido Vórtice el testigo pero resultó que no. Al parecer, Entombed se impacientaron y quisieron tocar antes, cosa que a los barceloneses no debió sentar muy bien. El caso es que los suecos salieron como absolutos cabezas de cartel de este minifestival animado por bandas nacionales y locales pero de gran nivel. ¿Y qué pudimos apreciar? Un sonido bastante correcto, dadas las circunstancias que envolvieron al resto y un repertorio de tremenda solidez.

También hay que decir que la banda es venerada por la historia que lleva detrás, por ser pioneros de todo un género con label sueco que ha visto crecer a su calor a muchas bandas, algunas llegando a cotas muy altas de popularidad dentro del metal. Tampoco soy gran fan de dicho género pero desde luego se veía a una banda competente, poderosa, sin artificios y para nada lastrada por el pasado.

En cualquier caso, no hay mal que por bien no venga. Ya que cuando pensábamos que Vórtice no iban a tocar, salieron tras los suecos. Bastante gente había ya emprendido la marcha supongo que entre despistados y desinteresados por la propuesta de los barceloneses. Pero los que nos quedamos asistimos a un brutal despliegue de técnica al servicio del ruido. Las comparaciones con Messhugah son tan recurrentes como verídicas, pero no son una mancha sino un halago, al menos por lo que nos toca. El sonido no era el mejor una vez más, seguramente siendo lo que más se resintió la voz, por momentos más cosa de intuición que de audición. Pero la tralla instrumental liderada por el guitarrista y bien parapetada en un atronador bajo y una contundente batería pusieron un desquiciado punto final a la velada.

Con ese buen sabor de violencia matemática en la boca nos quedamos, ya que el segundo asalto programado, compuesto por la banda de versiones The New Mogambo Old School Stars y los anunciados Djs que prometían fiesta hasta el amanecer nunca llegaron. Más pena que el hecho en sí es que no nos llegara ninguna explicación oficial. No es que la relación caldiad/precio no quedara justificada de sobra, pero es que como decimos a menudo desde esta web, granito a granito de retrasos, carteles que varían sin avisar y demás, se pierde la credibilidad y seriedad de los conciertos.



PUBLICIDAD