/Crónicas///

Crónica: Mogwai - Madrid (25/10/2017)

25/10/2017, Madrid
8.5
Stuart Braithwaite, Dominic Aitchison, Barry Burns (Alex Mackay, Luke Sutherland, Cat Myers)
8
La Riviera, Lleno
Precio: 31 euros

Escribo estas líneas con cierto pitido en mis oídos. Un pitido que bien podemos equiparar a la resaca que se tiene después de una noche de fiesta, las agujetas después de un partido de futbol o ese llenazo estomacal después de una comida deliciosa. El precio a pagar por pasar un rato de gozo. Por un rato de Mogwai temiendo a Satán

Tampoco sería justo decir que todo el concierto de Mogwai en la sala La Riviera de Madrid, auspiciado una vez más por la vertiente de salas de Primavera Sound, fuera un goce mayúsculo. De hecho, es obvio que éste no fue el mejor concierto de Mogwai que hayamos visto, sobre todo lastrado por un repertorio que dejaba demasiado en el tintero. Pero podemos volver a asegurar que la formación escocesa incluso en sus momentos menos lúcidos está por encima del 75% de bandas actuales. 

Está claro que cuando una banda como la que nos ocupa presenta disco, tras 22 años de trayectoria, los que los hemos visto cerca de una decena de ocasiones vamos a acordarnos de determinados temas. Yo lo hice, pues la premisa de este repertorio para su gira 2017 es claro: tocar prácticamente el nuevo disco al completo y sumar más o menos un tema de otros seis trabajos. En lo que respecta a este reciente "Every Country’s Sun", la selección tampoco es que sea la peor: comienzo oscuro con "20 Size", glorioso momento progresivo en "Crossing the Road Material" y muy bien incluidas en el repertorio dos temas más ruidosos y densos como son "Old Poisons" y "Every Country's Sun". No funcionó nada bien eso si la "cantadita" "Party in the Dark" con un borrón de sonido más que notable en una sala La Riviera que dejó buen sabor de boca en cuanto a sonido en el resto del repertorio.

En cuanto a los clásicos, entre los primeros temas aparecieron en escena dos preciosas versiones de "I'm Jim Morrison I'm Dead" y "Take Me Somewhere Nice". Pero sin duda que los grandes momentos álgidos del concierto venían con la casi sucesión de una sensacional "Haunted By A Freak", una celebrada "Rano Pano" y sobre todo con la espectacular (cada vez menos) rareza "Helicon 1". De "Rock Action" hubo otro breve paso para escuchar la preciosa "2 Rights Make 1 Wrong" que estuvo entre lo mejor de la noche, pero al final con lo que todos nos quedamos fue con la habitual visita a "Young Team". Si digo que ver acabar un concierto con un tema tan brutal, diverso, emotivo, ruidoso y genial como es "Mogwai Fear Satan" bien vale los treinta euros de entrada creo que no exagero. El inicio de la canción entre aplausos, el momento valle de la canción con una sala totalmente en silencio, el estallido de guitarras con centenares de puños en alto y el pitido que comentaba en las primeras líneas de este texto son los suvenires que así lo confirman. 

Por completar el resumen e irme con mi pitidito a otro sitio, sólo queda comentar que Cat Myers de Honeyblood en el rol de sustituta a las baquetas por problemas de salud de Martin Bulloch cumplió con creces. Además el nuevo miembro en vivo de la banda Alex Mackay parece encajar a la perfección con la ya engrasada formación.