/Crónicas///

Crónica: Klaus & Kinski - Sevilla (10/08/2011)

10/08/2011, Sevilla
7.5
Alejandro Martínez, Marina Gómez...
7
CAAC, Medio lleno
Precio: 5 €
http://feiticeira.org/

Tras Triángulo de Amor Bizarro, nuestra siguiente visita a Nocturama iba a ser para ver a los murcianos Klaus & Kinski, con los que curiosamente habían compartido cartel en el Plátano Sónico de Utrera de hacía unos meses. Dando por supuesta una demanda similar por parte del público al ser otra de las grandes joyas del indie patrio actual, la verdad es que el aforo bajó bastante comparado con el que consiguieron los gallegos probablemente al estar situada su actuación ya a mediados de Agosto, franja temporal de vacío acuciante en Sevilla.

Aún así, un buen número de gente esperaba cuando por fin subieron Marina, Alejandro y sus músicos de directo. Con poca comunicación con el personal en un principio, comenzaron a entregar la parte más conocida de su repertorio, con algunos momentos de Tu hoguera está ardiendo, pero sobre todo del más reciente Tierra, trágalos. Y al igual que en disco, supieron hilvanar acertadamente los contrastes entre los temas más electrónicos como “Ya estaba así cuando llegué”, “Brilla como una estrella” o “Forma, sentido y realidad”, con los más folclóricos tipo “Carne de Bakunin” o “El Rey del Mambo y la Reina de Saba”.

Hacia la mitad de la hora y cuarto - concierto largo para la media del ciclo - , Marina, algo tímida, ya se soltó y empezó a soltar sus genuinas tonterías sobre cromos de futbolistas 'no tan' capitalistas, programas idiotas de televisión e incluso, ya casi al final, hizo de celestina para dos de sus músicos acompañantes, con visible alborozo por parte de ellos y algarabía del público. Así, el bis no se hizo esperar y subieron a por “Mamá, no quiero ir al colegio”. Como si fueran a pasar sin tocarla, vamos...