/Crónicas///

Crónica: Hot Snakes - Madrid (14/12/2011)

14/12/2011, Madrid
8.4
Rick Froberg, John Reis, Gar Wood, Jason Kourkounis
8
Moby Dick Club, Lleno
Precio: 12

Es un gustazo ver a grupos que regresan tras largos periodos en barbecho, pero sobre todo es un placer mayúsculo verlos tan en forma. Y esto no sólo va por las ganas que tenía Madrid de ver a los californianos Hot Snakes, que como demostró el llenazo eran muchas, sino también por el grupo ganxó No More Lies.

Tu plantas a un tío delante de la media hora que nos brindaron los de Santi García y alucina. Pero claro, si luego encima le dices que los tíos apenas han tocado un par de veces este año y por colegueo, y que supongo que tampoco es que estén ensayando en demasía, y se va a casa con doble sonrisa. Sonó casi todo lo más importante de "][", abriendo con "Paper and Gas 400 rpm" para luego ir recordando "Gotta Cope With It", "Glowing Dances" y, por supuesto,  "Stone, Noise, Broken Glasses". De "41º46.5'N 3º1.9'E", nos quedamos con "Bad Catholic Education" y "My Sinking TV" como lo más destacado.

Lo de No More Lies fue una barbaridad, sobre todo gracias a un sonido prácticamente perfecto en la sala Moby Dick. No se si decir que vencieron a Hot Snakes, porque aunque el set apenas durase treinta y cinco minutos, luego con los de San Diego la sala fue incómoda ante el llenazo. Quizás no mejores, pero si igual de buenos, que ya es decir.

Con Hot Snakes el sonido siguió sonando igual de bien, pero con una pérdida de matices en las guitarras debido a una exageración de volumen. Sobre todo hacia el final, el sonido llegaba a saturar las guitarras, dejando la voz de Rick Froberg un poco escondida entre el mar de ruido. También, por seguir comparando con No More Lies, vimos una banda compenetrada y que parecen de todo menos haberse juntado este mismo año.

John Reis, el otro miembro de Drive Like Jehu del combo, se mostró como un tío tan solvente con la guitarra como gracioso entre canción y canción. En concreto, alguien desde fuera del escenario agradecía y parloteaba  mientras el movía la boca en plan lipsync. Una muestra de buen rollo que mantuvieron todo el concierto.

En cuanto al repertorio, el concierto comenzó algo irregular, pero adquirió cotas más que memorables en cuanto sacaron a pasear su mejor disco (al menos, para un servidor), "Audit In Progress" del que prácticamente sonaron todas: "Braintrust", "Hi-Lites" y "Retrofit" todo del tirón como el momento clave de todo el concierto y luego "Kreative Kontrol", "Think About Carbs", "Plenty for All"... Lo dicho, casi todo el disco.

Una pena que el llenazo registrado del que nos alegramos por promotora y bandas fuese un incómodo condicionante para que el show fuese disfrutado en su plenitud. Gente que llegaba tarde y se te intentaba colar delante, pisotones, calor y empujones son también parte muy recordada del buenísimo concierto que Hot Snakes nos trajo.



PUBLICIDAD