/Crónicas///

Crónica: Hell Is For Heroes - Barcelona (04/10/2008)

04/10/2008, Barcelona
7.0
Justin Schlosberg, William McGonagle, Tom O'Donoghue, James Findlay, Joe Birch
7
Be Cool, Un tercio
Precio: 14.00 €

Es difícil hacer un rock potente, rabioso y juvenil; y a su vez conseguir que los oyentes especializados te tomen en serio; Hell if For Heroes consiguieron con su primer disco esto y mucho más, a pesar de que sus dos siguientes entregas no alcanzaran la cima que supuso su primer álbum.

Otro gaje del grupo es que jamás ha conseguido amasar las audiencias que consiguen muchos de sus coetáneos británicos, siendo Hell is For Heroes una apuesta mucho más interesante que la media. De modo que por mucho que hubiera fútbol, o que estuvieran programados un par de conciertos de bandas mucho mas populares en el mismo momento en otros puntos de la ciudad; parece increíble que los británicos a duras penas consiguieran llenar una tercera parte de la diminuta Be Cool; esperemos que no sopesen su posible regreso discográfico en base al número de audiencia que tuvieron en Barcelona.

De hecho, al igual que en la resta de fechas del estado, los teloneros eran de escándalo: en primer lugar Nunnery, los más ruidosos de la noche, con un sonido bastante bueno, dieron una buena lección de hardcore potente que casa como un guante en un directo.

Los siguieron una de esas sensaciones de Myspace, que ya tienen fans, giras y promoción por doquier antes siquiera de sacar álbum: Eikostate; sus gotas de sonidos orientales pregrabados encajaban bien con su metaleo mas bien chandalero; y David Martínez se esforzó en su odisea para intentar animar al implacable público barcelonés. En resumen sonaron algo mas similares al grupo principal por lo que supusieron un agradable aperitivo.
Finalmente, y con un exagerado retraso ya que las puertas fueron abiertas una hora después de lo indicado originalmente; unos serenos Hell is For Heroes empezaron a complacer a los que se habían quedado hasta el final para escucharles.

A pesar de que el grupo dispone de cantidad de grandes canciones, la arrancada fue algo floja por la elección de temas de su algo mas soso último disco; y también por un sonido algo pobre, fallo de algún monitor incluido.

Sin embargo la actitud de Justin Schlosberg fue estupenda en todo momento; lanzando micrófonos, trepando por insospechados huecos del escenario, y manteniendo la llama rock un poco viva en general; contrastaba con el resto de sus compañeros, algo mas estáticos.

El setlist mejoró por momentos momentos con gloriosas recuperaciones de su primer disco, entre ellas la insospechada Night Vision y otra mas previsible I Can Climb Mountains; aunque en general el repertorio estuvo dominado por excesivas canciones de su último disco, que empañaron un poco el ambiente.

Fue un detalle también terminar con un tema ‘antiguo’ como Kamichi; de modo que al cabo de poco menos de una hora, Hell Is For Heroes se despidieron definitivamente. El sabor fue algo agridulce, ya que fue un lujo poder ver a ésta banda en directo que parece que nunca terminen de despegar de cara al público. Pero por otro lado, escasa duración, sonido regular y el setlist escogido, hicieron mella en lo que tendría que haber sido un concierto redondo para sus seguidores acérrimos.

Desde aquí esperamos que el siguiente concierto de Hell Is For Heroes pueda ser todo lo grande que el grupo se merece, y que de cara al futuro la sala BeCool se tome un poco mas en serio los horarios de los conciertos, especialmente cuando hay dos teloneros por delante y horario ajustado.

por Josep