/Crónicas///

Crónica: Colomo, Joan - Sevilla (10/02/2012)

10/02/2012, Sevilla
7.5
8
Malandar, 30 personas
Precio: 10 €
http://feiticeira.org/

Acudíamos a nuestro primer concierto en Malandar tras su reactivación como sala de directo, después de cerca de dos meses de cese forzoso por orden de las autoridades, para disfrutar de la parada en Sevilla durante su gira conjunta por Andalucía de dos interesantes y heterodoxos artistas hermanados para la causa: Dani Llamas y Joan Colomo.

Al primero, que venía presentando nuevo siete pulgadas, 'Survivors', hemos tenido la suerte de haberle visto crecer en los escenarios locales teloneando con frecuencia a artistas extranjeros. Pero en esta ocasión el jerezano, al contrario que otras veces, venía en igualdad de condiciones con el otro artista del doble cartel y quizá por ello traía músicos de acompañamiento para celebrarlo. En concreto una chelista y un batería.

Dichas incorporaciones se agradecieron en buena parte, ya que las texturas de las cuerdas casaron armoniosamente con el intenso folk de Llamas y marcaron la diferencia con respecto a tiempos pasados en los que lo veíamos presentando sus canciones en solitario a la guitarra. “Dust”, “Speaking Thru the Others” o “Ecstasy” sonaron así estupendamente. Pero, por otra parte, la batería no llegó a convencernos del todo, ya que su sonido seco y directo, más propio de un directo más rockero, nos pareció que entorpecía a veces la melodía. Importante paso hacia delante en todo caso.

Tras finalizar el primer set, cambio de instrumentos y subida al escenario de Joan Colomo y sus tres compañeros de banda, que le harían la réplica al protagonista durante todo el recital. Y es que aunque el anterior artista se mostró locuaz y lleno de humor hacia el público y su sufrida chelista, nada tuvo que ver con el estrambótico show entre absurdo y surrealista del catalán, que comenzó con su último y adecuado 'hit' “Pirotecnia barata”.

Aunque veníamos avisados, ver al enjuto Colomo quejándose de la ciática (!), grabándose continuamente diciendo chorradas para reproducirlas en cualquier momento junto a frecuentes ruidos de explosiones, o dando saltitos a lo country mientras se hacía un lío aparente con los pedales nos desconcertó a la vez que nos divirtió. Pero eso no significa que dejara la música de lado en pro de su faceta de showman, ya que canciones como “Cada día más”, “Hort Mort” o “Fé en el acné” fueron claros ejemplos de una banda engrasada que sabe interpretar buenas canciones y a la vez entretener.

Noche de buen humor en un ambiente cómplice y recogido dado el reducido público, en definitiva.